Feeds:
Entrades
Comentaris

Archive for the ‘PP’ Category

Hay un empeño en entretenernos con una trama de sainete para que las hojas no nos dejen ver el bosque. Personajes estrafalarios con apodos que parecen salidos de una comedia de Valle-Inclán (El Bigotes, el Curita, el Albondiguilla) van protagonizando subtramas cada vez más esperpénticas en las que al final se pierde de vista el argumento principal de la operación Gürtel, que no es otro que una gran trama de corrupción que salpica al PP de media España y en la que presuntamente estarían empantanados desde el alcalde de Boadilla del Monte, Arturo González Panero, alias ‘el albondiguilla’ hasta el presindente de la Generalitat Valenciana, Francisco Camps, alias ‘el curita’, pasando por el tesorero del PP y senador, Luis Bárcenas, el diputado por Segovia Jesús Merino y el europarlamentario Gerardo Galeote. En este último caso, ya parecen que son negocios de familia, pues papá, José Galeote, ex concejal de Boadilla, y el hermanito, Ricardo Galeote, ex concejal de Estepona, también están imputados.

Cuando ya en febrero los nombres de Camps y Costa, empezaron a sonar, el presidente valenciano negó todas las acusaciones varias veces en el Parlamento autonómico; pese a todas sus protestas de inocencia y a la convocatoria de leales para vociferar su inquebrantable adhesión, fue imputado y tuvo que declarar ante el juez el 19 de mayo. Poco debieron impresionar al juez del TSJV, José Flors, las algaradas de los leales y el desfile de altos cargos a las puertas de los juzgados, pues el lunes 6 de julio decidió que hay indicios para seguir investigando a Camps, y la posibilidad de que el molt honorable y el secretario general del PP valenciano, Ricardo Costa, acaben calentado banquillo de acusados por cohecho empieza a asumir contornos bastante definidos. Si no os habéis enterado de este auto, no es culpa vuestra, pues el día que casi estalla la guerra civil en Honduras, que en una provincia china se desata una matanza con cientos de víctimas y que a Camps se le perciben ‘indicios racionales de delito’ no hubo en las televisiones españolas noticia más importante que la presentación de Cristiano Ronaldo.

Y aquí es entonces cuando doña Rita dio el zapatazo sobre la mesa. La alcaldesa de Valencia, que hasta ahora había ejercido de figurante en el desfile de autoridades y cargos del PP en apoyo manifiesto al líder injustamente acusado por esa caterva de rojos y masones revanchistas, ha decidido que la mejor manera de disipar la amenaza de juicio es encender el ventilador y esparcir su mierda en todas las direcciones y que nos salpique a todos.

Apenas conocido el auto del juez Flors, a doña Rita, que quizá esté mejor informada que los que se encastillan en defender desde el PP la intachable inocencia de Camps y por eso hasta ahora no había dicho nada, le pilla un calentón  y decide meter en el mismo saco las anchoas que el presidente de Cantabria regala a Zapatero en sus visitas a la Moncloa que los trajes que Camps siempre ha negado que le hayan regalado. El PP de Cantabria se desmarca de las “desafortunadas declaraciones” de doña Rita -por cierto, ¿soy yo el único que piensa que esta señora en algún momento pudo haberse llamado Manolo?- y la sede de Génova se echa las manos a la cabeza. No por la infamia que representa confundir los regalos institucionales que un representante público da a otro -caso de las famosas anchoas- con unos regalos que una empresa hizo a un político a cambio de unos favores, en este caso la concesión directa de la organización de eventos que se pagan con dinero público -y el dinero público, diga lo que diga la ex ministra Calvo, no es ‘dinero de nadie’, sino de todos-. No, no es esto lo que le preocupa al PP; es más, ya le va bien que a la opinión pública se le confunda lo legal con lo ilegal, lo blanco con lo negro y se le mezclen churras con merinas en una inmensa empanada mental donde ya nadie tiene claro nada, la vieja política del PP del todo vale y todo es un arma electoral, aunque ello envíe al traste la estabilidad política e institucional del país. Lo que le preocupa a Génova es que el exabrupto de Rita Barberá -que la prensa televisiva, como de costumbre, se ha tragado acríticamente sin analizarla en absoluto- reconoce ímplicitamente el delito que se acusa al muy honorable Camps.

Doña Rita, envalentonada, no sólo no se retracta, sino que se reafirma en su dislate, y propone incluso que se cambie el artículo 426 del Código Penal:

Artículo 426.

La autoridad o funcionario público que admitiere dádiva o regalo que le fueren ofrecidos en consideración a su función o para la consecución de un acto no prohibido legalmente, incurrirá en la pena de multa de tres a seis meses.

¡Sí, señora, con un par! Los tiene usted mejor puestos que muchos que se afeitan en su partido: “Si las reglas que hay me perjudican, se cambian y punto”. Nadie se ha escandalizado de semejante declaración de principios sin ningún tipo de principio moral, ético o democrático o con la malversación de fondos públicos a cambio de favores en metálico o en especies… aquí, nos entretenemos en el debate entre trajes y anchoas o en dilucidar si no sé quién acabará jugando de 7 en el Sporting de Vetera o de 9 en el Thundertentrockfussballclub. Y es que, como ya dijo el presidente de la Diputación de Castellón, con más causas abiertas que Julián Muños, a los ciudadanos les da igual si Camps y Fabra son corruptos, les siguen votando. Bueno, pues que se pare esto, que si no se bajan ellos, me bajo yo, pero en el mismo tren no podemos ir.

Anuncis

Read Full Post »

El cementerio de elefantes

Hace unos meses, el melifluo Ansón reconoció en un programa tan acorde a sus méritos como es La Noria

que la prensa conservadora tomó el relevo de generales y obispos en la santa labor de salvar a España, piensen lo que piensen los españoles. La voluntad de los votantes les molestaba y decidieron que había que moldearla para conseguir sus objetivos. Por suerte, lo lograron, y de qué manera, que ahora puede uno encontrarse oximorones tan pintorescos como parados sin formación forofos de ansar. Y digo por suerte porque no creo que les hubiera importado seguir la senda del general bajito, ahogar media España en sangre si con ello la salvaban. Como el emperador Fernando II, “antes rey de un desierto que emperador de herejes”

No debe, pues, extrañarnos, que ansar, cuando se le pregunta por la crisis, ofrece como primera solución que cambie el Gobierno, menospreciando que es la voluntad libre de los ciudadanos la que le echó en 2004 pegándole una patada en el culo de Rajoy y que es la misma voluntad libre la que ha votado mayoritariamente el Gobierno que tenemos o padecemos. Ya sabemos que al desbigotado bocazas -y sus desvaríos no siempre tienen la excusa de haber sido invitado a una cata de vinos- le asoma el pelo de la dehesa falangista cada vez que una votación no da el resultado que sus cortesanos le predicen, como cuando Mayor Oreja no logró ganar en 2001 en el País Vasco, y ansar se despachó con un despectivo: “La sociedad vasca no está suficientemente madura” .

El PP ha decidido plantear ante la opinión pública que todo es un plebiscito contra el Gobierno, ya sea la crisis económica, la elección de presidente de la comunidad de 13 Rue del Percebe o el resultado de la Champions. Y lo más curioso es que a menudo consigue vender ese humo, como cuando afirma como rotunda victoria lo que fue a todas luces el clamoroso desastre electoral de las elecciones vascas, y pretenden plantear las elecciones europeas como un referéndum, como si el resultado, si les es favorable, claro, obligara a convocar elecciones. Y habremos de escuchar a González Pons exigirlo. Y,  si no, al tiempo.

¿Qué es Europa para España? Escuchando ayer el debate de Mayor Oreja y López Aguilar no pareció que ni siquiera existiese, pues las controversias fueron estrictamente españolas, con la obsesión particular del añorante de la extraordinaria placidez franquista por la Una, Grande y Libre de sus amores y el otro siguiéndole el juego. Para los políticos españoles, del color que sean, si no existiera Europa, habría que inventarla, pues todo lo malo e impopular puede achacarse a ‘directivas europeas’ y sacudirse las responsabilidades de encima, mientras debajo de la mesa extienden la mano esperando el cheque que venderán como triunfo personal. Incluso puede utilizarse Europa para golpear al Gobierno, como hizo ayer el afónico Alejo Vidal-Quadras, hablando de una política agraria que condenó el PP y que Espinosa intenta levantar como puede. Pero ya sabemos que, en política, la verdad no es imprescindible. Y mucho menos cuando las hemerotecas son menos frecuentadas que la capilla de un burdel. Para los políticos españoles, además, es el cementerio de elefantes donde mandar a los compañeros que se quiere jubilar, una canongía de lujo, que prebendas, dietas y beneficios más que jugosos. Esa sensación de que Estrasburgo es la Florida de los políticos europeos, un retiro dorado, es una astuto logro para que la gente se desentienda de estas elecciones, considerándolas baladíes, lejanas o triviales, que sólo voten los que estén convencidos, que suelen ser los forofos. Prietas las escuadras. Y error gravísimo será caer en esta trampa, pues muchas de las cosas que nos afectan se aprueban o se detienen en el Europarlamento. Por ejemplo, el famoso horario de 65 horas semanales propuesta por británicos y polacos en el Consejo de Ministros fue tumbada en Estrasburgo, y ambos amenazaron con presentarla de nuevo ‘cuando convenga’. O sea, cuando la relación de fuerzas en la cámara les garantice éxito en sus intenciones. El PP no se desmarcó entonces de la propuesta, y ahora arremete contra subsidios y derechos sociales adquiridos… ¿Soy yo el único que suma 2+2 y que se aterroriza ante la perspectiva de una mayoría ‘popular’ en la eurocámara? No entiendo como el neocon (que no conservador) es una opción de voto en esta coyuntura de crisis, cuando muchos se relamen pensando cómo, aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid, la van a dar un recorte de espanto al Estado del bienestar. ¡Y con el beneplácito de las víctimas! La labor de la prensa de partido ha sido magnífica para domeñar conciencias y someter inteligencias, un guion que cada vez más me recuerda a cómo se aprovechó el 11-S para, con la mala excusa de la seguridad, apresurarse a recortar derechos civiles con el aplauso de la ciudadanía, debidamente aterrorizada.

¿Qué Europa queremos? ¿Una asociación comercial de Estados? ¿Un marco para que el holding industrial-financiero haga y deshaga a su voluntad? ¿Una realidad cultural, política y social? Pocas veces como ahora han sido estas elecciones europeas tan importantes, y por razones mucho más amplias y profundas que la cicatera visión local en la que se han enzarzado PP y PSOE, unos por plantearlas como unas primarias a las generales y otros por aceptar ese envenenado esquema. Curiosamente, IU y los distintos partidos nacionalistas son los que más claro tienen la trascendencia de estas elecciones, y quizá por ello apenas se les escucha -o se les deja hablar-, mucho más interesados en lo inmediato y en el ombligo ibérico que en el contexto general. Mientras nos entretienen con una versión cutre de Pimpinela desgranando sus desamores y desavenencias conyugales en el escenario, o con si Ronaldo o Messi, entre bambalinas se cuece algó mucho más grave, que es la voluntad firme de desmanteler la Europa del bienestar.

Read Full Post »

No voy a hablar del caso Fabra, ni de los nueve jueces que han pasado ya por el Juzgado número 1 de Nules desde que se abrió la causa a finales de 2003; tampoco hablaremos de cómo la Conselleria de Justicia de la comunidad valenciana no cubrió las plazas de refuerzo de dicho Juzgado, pese a ser aprobadas por el Ministerio de Justicia.

Tampoco mencionaremos cómo el Tribunal Superior de Justicia de Valencia dará próximamente carpetazo al caso Terra Mítica, una supuesta -en este país, todo lo que afecta al PP es supuesto hasta que Estrasburgo o la Haya digan lo contrario, y ni aún así- trama de facturas falsas y delitos fiscales que afectan a éste parque de Benidorm, conocido como el agujero negro por su capacidad de absorber dinero.

Imagen del blog de Pere Perulles.

Por no mencionar, sin salir de Valencia, cómo el caso Naseiro, una trama de financiación irregular del PP que se inicia en 1988, fue convertido por Trillo y sus voceros mediáticos, PJ Ramírez al frente, en el caso Manglano. Que el tribunal Supremo diera la razón al PP y desestimara las escuchas telefónicas por haberse autorizado para otro delito era para exigir revisar patrimonio personal y familiar de más de un juez.

Ni siquiera voy a hablar de la más que inoportuna convocatoria de Camps a sus fieles el 20 de febrero de 2009, en los inicios de la operación Gürtel, como el ex ministro de Justicia, Michavilla, y entre los que parece que se cuenta el ex consejero de Justicia de la Comunitat Valenciana y actual vicepresidente del Consejo General del Poder Judicial, Fernando de Rosa

 

No voy a hablar de todo esto, porque supongo que soy un mal pensado, o un mal español de los que no se manifiesta en Colón, o un asesino de niños, un rojo-masón, un catalán separatista…

Ayer trascendió que el lunes 30 de marzo se reunieron a almorzar el Presidente del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, Francisco Vieira, con el consejero de Justicia de dicha comunidad, Francisco Granados.

De izquierda a derecha, Granados, Vieira y Aguirre. Foto de la agencia EFE

Entre los temas de conversación del dicharachero almuerzo, el magistrado admite

(…) sin embargo que hablaron sobre el ‘caso Gürtel’ que afecta a los diputados populares regionales Alberto López Viejo, Alfonso Bosch y Benjamín Martín Vasco.

No tendría más importancia y podría considerarse realmente como un “almuerzo institucional” el encuentro  si al día siguiente el Tribunal Superior de Justicia de Madrid no hubiera asumido la investigación de esta trama corrupta vinculada a l PP, de la que incluso El Mundo y la COPE están haciendo leña, quizá más interesados en aúpar a su lideresa que en desentrañar la verdad de la que se proclaman paladines.

El juez, perteneciente a la conservadora Asociación Profesional de la Magistratura no percibió nada raro ni imprudente en su comida de trabajo -la primera que hace, por cierto-. La reacción desde las diversas asociaciones judiciales ha sido la esperada:

El portavoz de la asociación de jueces Francisco de Vitoria, Marcelino Sexmero, sostuvo que la charla fue “un tanto imprudente” y el almuerzo, “una actuación que no debiera haber hecho”.

Su homólogo de Jueces para la Democracia, Miguel Ángel Gimeno, opinó así: “Que se hable de un tema sub iúdice, que además está en su tribunal, es muy excepcional, por usar un adjetivo amorfo, y la imagen de la justicia no queda muy reforzada”. “Por una cuestión estrictamente ética”, Antonio García, portavoz de la mayoritaria APM, a la que pertenece Vieira, rehusó pronunciarse. (Público)

Por su parte, los del PSM e IU, que a veces parecen más tontos que el que fue a vendimiar y se llevó uvas de postre, se empeñan en equiparar esta comida de trabajo con la cacería de Garzón y Bermejo, punto que, como no podía ser menos, el PP rechaza. Y aquí estoy de acuerdo con el PP, pues no son lo mismo.

No es lo mismo una cacería en la que, entre varias decenas de invitados más, coinciden un juez y el Ministro de Justicia que un almuerzo entre el presidente del TSJM y el Consejero de Justicia el día antes de que ese tribunal de haga cargo de un expediente que afecta profundamente a aforados de la Comunidad. No es lo mismo, es muchísimo más grave. Y Granados debe ser cesado inmediatamente, y el juez, expedientado o, al menos, retirado del caso Gürtel.

¿Ocurrirá algo de esto? Lo dudo. La famosa ‘opinión pública’ no está siendo debidamente movilizada como lo fue en el caso anterior, o tal vez ni siquiera ha existido nunca. Hay distintas varas de medir, y para el PP se aplica siempre la más holgada. Ya no queremos  más reformas de la Justicia, pedimos que de una vez por todas se le obligue a hacer su transición democrática.

Read Full Post »